Noticias del Hotel Las Costas. Actualidad del hotel, Puerto del Carmen y Lanzarote.

Noticias de interés sobre el Hotel Las Costas, eventos en Puerto del Carmen y Lanzarote, y otras noticias que pueden ser de su interés durante sus vacaciones.

La artesanía de Lanzarote y la posibilidad de experimentarla

Por Salvatore Lampreu

El Mercado Autóctono Sostenible, un lugar donde descubrir las antiguas tradiciones campesinas de Lanzarote.

Lo que hace que los territorios sean únicos, además de los paisajes, son las personas que viven en el lugar, con sus tradiciones, costumbres, idiomas, anécdotas y formas de hacer las cosas. Quienes elijan Lanzarote para sus vacaciones seguramente se sorprenderán con la naturaleza acogedora de sus habitantes, custodios de una cultura ancestral vinculada principalmente a la tierra.

Antes de que el turismo se estableciera de manera predominante, la economía de la isla estaba conectada principalmente al trabajo artesanal y al cultivo de especies de plantas acostumbradas a crecer con poca agua.

Hay un lugar especial en Lanzarote donde se puede descubrir y redescubrir todo esto en un entorno absolutamente deslumbrante: La Casa-Museo del Campesino, en el municipio de San Bartolomé.  Aquí se alza una estructura diseñada por César Manrique quien, con esta obra de arte y arquitectura, quería celebrar la figura del agricultor, mejorando la cultura y la historia.

La Casa-Museo del Campesino

El monumento alto y blanco, todo un icono de este lugar mágico, recibe a los visitantes justo en frente del amplio estacionamiento que se encuentra en la entrada de la Casa-Museo, que no es un museo tradicional y estático, con exhibición de objetos y diversos artefactos, sino más bien un lugar donde viven los artesanos locales.

La estructura, completamente enlucida en blanco, con algunos elementos de piedra y accesorios verdes, recuerda la arquitectura rural del pasado. Tiene su núcleo central en el gran patio alrededor del cual se reúnen las casas que albergan los laboratorios de artesanía en forma circular.

Es aquí donde se encuentra el Mercado Autóctono Sostenible, la mejor manera de sumergirse en el mundo de las tradiciones isleñas y vivir experiencias auténticas, «ensuciarse las manos» y, por lo tanto, fabricar objetos de recuerdo o preparar alimentos bajo la guía de expertos conocedores.

La entrada al mercado es gratuita, pero si elige vivir las experiencias y participar en los talleres artesanales, estos tienen un costo súper asequible: 3 euros por persona y actividad.

Las actividades del Mercado Autóctono Sostenible

Ya la combinación de las palabras «sostenible» y «autóctono» lo dice todo sobre este mercado y, para aquellos que son conscientes del medio ambiente y están constantemente buscando el genius loci, debería ser suficiente para alentar una visita.

En el Mercado Autóctono Sostenible, las actividades de los artesanos (cada una ocupa una pequeña casa) se organizan en un semicírculo en el gran patio que las alberga.

Aquí hay varios laboratorios, desde el de producción de mojo, una salsa ligeramente picante que acompaña a varios platos locales, hasta el procesamiento de cerámica, pasando por el laboratorio textil, la elaboración de sombreros, producción de gofio y hasta tintes naturales.

Visité algunos de ellos y participé en varios talleres, como el taller de cerámica donde traté de hacer una piedra de arcilla de acuerdo con la técnica antigua utilizada por las poblaciones prehispánicas. Para mí, que nunca antes había manejado la arcilla, fue una experiencia interesante, pero sobre todo un viaje al mundo de las decoraciones, los colores naturales y los artefactos que el ingenio humano ha podido crear a lo largo de los siglos.

Una experiencia que recomiendo a todos que hagan y que se desarrolla en una tienda donde, además, pueden comprar muchos hermosos recuerdos originales para llevar a casa.

El segundo laboratorio que visité fue la producción de mojo, en sus variantes verde y roja, una salsa para acompañar muchos platos (excelente en papas arrugadas) que se produce servilmente siguiendo el libro de recetas y usando un pequeño mortero de madera. Los ingredientes son simples: ajo, una especie de chile local, sal y otras especias. Por lo tanto, es posible hacer el mojo bajo la guía de Stefanía y comprar el equipo con la receta para poder repetirlo incluso en casa.

El laboratorio textil ciertamente merece una visita, alberga un marco de madera tradicional. Aquí podrá admirar el arte textil de Lanzarote, con sus motivos, colores y técnicas tradicionales. Además de las piezas más clásicas, como alfombras y alforjas, también es posible en este caso comprar pequeños recuerdos o artículos como bolsos, hechos siguiendo líneas más modernas e innovadoras pero siempre con materias primas naturales y siguiendo la tradición.

Cada laboratorio requiere un tiempo de media hora y esto permite pasar incluso varias horas en la Casa-Museo del Campesino sin aburrirse o organizar más visitas, cada una de ellas dedicada a experiencias específicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *